miércoles, 19 de septiembre de 2007

¿Es aire lo que respiras?

Leyendo algunos de los hlos del foro es que vuelvo a un tema que siempre es bienvenido, la lógica del contenido, o lógica de lo gráfico.
Para entrar en el mundo de los blogs, o, cualquier tipo de contenidos electrónicos via web, se hace necesario dejar algunas cosas en el camino.
Paradigmas que generan dudas; dudas que pueden resultar constructivas.-
Un paradigma de lo gráfico nos impide ver la realidad de las dimensiones de un contenido en la web.
Por ejemplo en la gráfica, los libros y demás publicaciones, la dimensión es una. Esta dimensión está matizada por ciertos aspectos ya incorporados de temprana edad, como por ejemplo, el saber que los textos resaltados son importantes, o que los textos inclinados o "itálicos" hacen refencia a una cita.
Más allá de las cuestiones de estilo, se plantean otras cuestiones no menos importantes.
La idea de que un texto impreso posea palabras guías, claves o etiquetas, es una rareza, solo implementada regularmente en publicaciones de investigación, abstracts o papers.-
Pero, por lo general, cualquier tipo de textos que tomemos, en lo impreso, carece de metainformación.
Cuando pasamos a un nuevo paradigma, en este caso la web, y particularmente los blogs, la lógica de la gráfica pierde su sentido. Si bien podemos aplicar los elementos antes mensionados a cualquier texto en la web, este será solo importante a quienes leen y nada más.
Siempre me gusta hacerme una pregunta ¿quienes realmente leen mi blog?
O como Morfeo le dijo a Neo en Matrix "¿es aire lo que respiras aquí?".
La pregunta parece obvia pero solo ante el paradigma de lo gráfico. Los contenidos en la web poseen metainformación, y por ella no solo personas nos están leyendo.
No leen los lectores de feed´s RSS, nos leen los navegadores, nos leen los buscadores, los distintos tipos de dispositivos que permiten la navegación web, nos leen otras aplicaciones de muy variados tipos como feevy por ejemplo.
No estamos solos, y por lo tanto la sola dimensión de lo gráfico se vuelve multidimensional en la web.
Etiquetas o tags que marcan a modo de guías simples el contenido de nuestro texto para que otros, personas, buscadores, agregadores, nos encuentren, nos apunten, nos guarden.
Categorías que permiten no solo organizar los escrito sino también organizar por temas, secciones, intereses, etc.
Blogroll´s que nos muestran vílculos hacia otros sitios similares, o no, al nuestro como complemento a la información que escribimos.
Y por supuesto, algo de fundamental importancia, el correcto marcado semántico.
¿Como?. ¿marcado semántico?, si, y no es solo como en la gráfica, resaltar un texto importante con seleccionar y ponerlo "en negritas", es mucho más que esto, es trabajar en la segunda dimensión del texto, es marcar el código para que otros, no solo personas, nos lean.
Marcar el código nos permite la posibilidad de que buscadores de todo tipo nos encuentren en el infinito mundo de la web. Permite que la busqueda ingresada de una persona en google, por ejemplo, lleve como resultado nuestro contenido.
Si bien en principio esto funciona así, hay muchas variables para que nuestro contenido aparezca entre los primeros resultados, y, de hecho hay personas y consultoras que se especializan en esto.
Con las etiquetas, las categorías, el marcado semántico del texto, los vínculos hacia otros blogs, o dentro de nuestro texto, los vínculos a referencias externas, elevan el valor del texto, que ante el paradigma de los gráfico, se muestra entonces totalmente distinto, rico en sentido y dimensiones.

3 comentarios:

DLC dijo...

He leído tus tres post: el primero, presentas linkls muy interesantes. Confieso que movida por la curiosidad hace un tiempo llegué a uno de ellos porque su autor refería a la zona de Traslasierra, donde yo pasé los mejores años de mi vida.
El segundo, donde te confiesas con algunos impedimentos para referirte a las diversiones de los parques (¡No habrá por allí alguna fobia oculta, algún mal recuerdo,algún vértigo para nada placentero? :-) -digo)
Y este último, una reflexión sobre el valor agregado que tiene los nuevos textos publicados en Internet, obedeciendo a la idea de la lógica de los contenidos (No siempre tan lógica )
Mi experiencia docente me dice que lo afirmado en tu frase " Esta dimensión está matizada por ciertos aspectos ya incorporados de temprana edad, como por ejemplo, el saber que los textos resaltados son importantes, o que los textos inclinados o "itálicos" hacen refencia a una cita." no siempre se cumple. No en vano la gran preocupación de hoy en casi todo el mundo es la deficiencia lectora. Esa superficialidad por lo urgente que ha debilitado tanto el ejercicio de la lectura profunda.
Mi gran temor es que la metainformación de los textos de la web pase también desapercibida para los millones de lectores que no reparan en lo para-textual de un libro o cualquier texto tradicional.
Discrepo contigo en eso de que la lógica de la gráfica pierde sentido. Yo diría que ésta aparece revalorizada y se instala en los textos de la Web, enriquecido con cada una de las herramientas visuales, audiovisuales y de hipertextualidad.
"¿Quiénes leen realmente mi blog?", más allá de los que me dejan comentarios? Nunca lo había pensado en la dimensión que refieres tú. Es inmensa la posibilidad.
Me ha gustado tu reflexión.

Verónica Pena dijo...

Hoy, Ale, estuve justo debatiéndome un buen rato con las etiquetas de mi blog y ahora que te leo, quiero volver al debate interno y tal vez, volver para adelante sobre mis decisiones. A ver. Traduzco: tenía un montón de etiquetas para una sola entrada. Pensé en los lectores, en los buscadores; dije: "no tiene caso traerlos a algo que no es quizás lo que esperan", al revés de la lógica de los consejos para capturar visitas. Y en el sentido de diferenciar visitantes y lectores, entre mis búsquedas como autora. Ahora que te leo, reconsidero la pretensión vana de controlar la circulación web (jajaja y jajá). Y entre una cosa y otra, empiezo a entender qué dice el diseño de las nubes de etiquetas que no dice el listado que tengo en blogger.
Luego, me agarro de una de tus etiquetas y desplazo su sentido filosófico hacia la lingüística, para nombrar los dos polos de mi duda inexistencial: en un rincón del ring, la clasificación paradigmática; en el otro, la inclusión en un sintagma de asociaciones cuya gramática te la explique alguien.

Gracias por tus reflexiones (y por las mías, además). Saludos

karpicius dijo...

Gracias Diana y gracias Vero:
En cuanto a lo que me comentas Diana, de tu miedo a que, la metainformación pase desapercivida, por cierto, es más obvia la metainformación web, talvéz que las citas al pie en un libro.
Esto, en mi opinión, es talvéz un expresión salida del microclima en el que uno está inmerso ante tantas horas/dia de web.
De todos modos, es un camino que si bien no es nuevo, cada día crece y se establece como cultura. Ahora hasta las películas y sus guiones trabajan con hipertextualidad (memento, magnolia, kill bill y más).
Por esto, es importante cmenzar a comprender un poco y, meternos lentamente en este mundo y sus reglas, que no son, ni más difíciles, ni más complicadas, simplemente son diferentes.
Y a lo que llegó de tu comentario Vero (hola tanto tiempo!!!).
Las etiquetas, o tag´s, las categorías, los acrónimos, las abrebiaturas,las "fuerzas" y los énfasis del código, son parte de la naturaleza que le comentaba párrafos arriva a Diana. Por aquella cuestión pasa lo de las lógicas y los paradigmas de lo impreso que expresaba.
Es más amplio seguramente, pero cuanto más apliquemos estos elementos, tanto más rico será nuestro contenido, tanto más universal.
Entonces, no solo se trata de cumplir reglas, sino, estemos o no de acuerdo, movernos con la lógica de lo virtual.
Hay muchas otras cuestiones que se pueden desprender de esto tan simple, la accesibilidad, la usabilidad, las redes (sociales, de confianza), el "long Tail" (la larga cola) y hasta el más simple de los casi extintos portales (un parecer muy mio claro está).
Hay mucho por avanzar, si es que siempre estaremos avanzando y buscando cosas nuevas. Gracias por la visita, siempre se las espera.-